Educación e información sexual a los adolecentes

 
facebooktwittergoogle_plusmail
EDUCACIÓNE INFORMACIÓNSEXUAL ALOS ADOLESCENTES

Por: Jesús Tamariz Saldaña*

Tal y como lo adelantamos en el número anterior, hoy abordaremos, claro una primera parte, el tema de la educación sexual en los niños… con la pregunta básica: ¿Qué es educación en sexualidad?


 

Lo primero que quiero aclarar es que no es lo mismo educación sexual que información acerca de la sexualidad; me explico: el proceso de la información consiste en hacer del conocimiento de la otra persona una serie de datos que pueden resultar, o no, importantes en la formación de ella, pueden sersignificativos o no serlo. La escuela, en gran medida, cubre esa función, ya que parte de nuestro trabajo consiste en brindar información veraz y científica acerca de las materias que cada profesor imparte; lo más probable es que esta función esté cubierta y tú no tengas que afligirte por dar esa información y no tengas ni idea de qué decir, aunque claro, lo mejor siempre será que tú estés preparado para hacerlo.

El proceso de la educación es completamente diferente, se apoya en la información, pero no depende de ella directamente. La educación es un proceso constante y permanente en nuestras vidas; desde que nacemos, y aún antes, estamos recibiendo una serie de estímulos a los que aprendemos a responder de acuerdo con nuestras propias circunstancias. A lo largo de nuestra vida ese proceso se va a ir arraigando hasta hacerse natural y poder aprender casi sin darnos cuenta. Entramos entonces a lo que se ha dado por llamar una educación permanente o una formación permanente.

Educarnos es, por tanto, una actitud, una forma de ver la vida y no un mero momento o actividad escolar. Aprendemos, sí, por lo que estudiamos, pero sobre todo aprendemos por lo que vivimos, lo que vemos en las personas que nos importan, lo que escuchamos y sentimos. Integramos ese conocimiento, lo asimilamos y se convierte en parte de nuestra vida, es, entonces, un aprendizaje significativo y una verdadera educación.

En este contexto de formación y educación permanente, hablar de sexualidad toma especial relevancia ya que si algo es permanente en nuestra vida es la sexualidad.

Nos educamos en sexualidad cuando vemos y experimentamos como la viven los demás, sobre todo los más cercanos que por pura coincidencia son nuestros padres. Así, tu hijo no necesita que le digas que el sexo es malo, bastará con verte espantado (a) al escuchar la sola palabra y tratando de disimular para que entienda que es un tema que no te gusta tratar; no tienes que decirle que los hombres son mejores que las mujeres o viceversa, bastará con ver el trato que se dan entre ustedes para saber quién es o se considera más valioso (a) en su relación, para saber que pensar sobre el valor de los sexos.

{mospagebreak}

La educación sexual la adquirimos en la vida diaria, en cada momento y es el reflejo de lo que nuestros padres, amigos, maestros y conocidos creen y viven de su propia sexualidad.

Desde luego que la información acerca de la sexualidad también es importante.De hecho es fundamental ya que ella nos va a permitir cambiar nuestros paradigmas y corregir aquellas creencias que adquirimos durante nuestra vida al comparar y elegir lo que sentimos, lo que sabemos y lo que creemos. Es todo un proceso, la buena noticia es que así ha sido siempre y hemos sobrevivido; pero no tiene porque ser malo, ya que si este proceso lo viviéramos más sanamente la transformación de nuestra educación sexual sería más sencilla.

Vale la pena el esfuerzo

Recuerda escuchar mi programa “Sexo Sentido” todos los jueves a las 8 de la noche en el 105.9 de F.M.y ahora también en mi programa “Inteligencia Sexual” los domingos en a las 10:30 a.m. en la página XHTVFM.com radio por Internet en donde seguiremos realizando esta labor educativa en torno a la sexualidad.Van a estar buenos… no te los pierdas.

BIBLIOGRAFÍA:

Papalia. Diane E. Psicologia del desarrollo. Edt. Mc Graw Hill. Quinta edición. México 1992.

Aguilar Gil José Angel, Máyer HernándezBeatriz, compiladores. Hablemos de sexualidad: lecturas. Mexfam. México 1996.

Satir, Virginia. Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar. Edt. Pax. México 1995

Aguirre, Eduardo Alfonso. Educación sexual, lo que l@s jóvenes deben saber sobre sexualidad.edt. Ducere S.A. de C.V. México. 2001

Calle, Ramiro. Guía práctica de la salud emocional. Edt. Improve. España. 2002

*Jesús Tamariz Saldaña (jesustamariz@hotmail.com) es Licenciado en Psicología por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, realizó estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Mayor Palafoxiano.

Adolescencia y amistad

 
facebooktwittergoogle_plusmail
jesus tamariz saldanaADOLESCENCIA Y AMISTAD
Por: Jesús Tamariz Saldaña*
Cuando hablamos de adolescentes es necesario hacer mención de uno de los aspectos más importantes en este proceso de desarrollo, me refiero a que es en esta época cuando los jóvenes van a buscar una identidad propia. Si sólo se tratara de una búsqueda interior el probema no sería mayor, pero el hecho es que en esta búsqueda los jóvenes van a desarrollar uno de los aspectos que más trabajo le da a los padres manejar: el afianzamiento del sentido de amistad.

Sí, en su búsqueda de identidad, los jóvenes, tienden a encontrar afinidades con sus pares y encuentran en la amistad el refugio adecuado para la vivencia de una falta de comprensión social y familiar. Los amigos pasan a ser el grupo de personas con quien más se divierten, en donde se sienten plenamente comprendidos, en donde pueden ser ellos mismos sin temor a ser juzgados o reprimidos.

Estos grupos suelen ser homogéneos, es decir, tienden a juntarse con quienes comparten intereses deportivos, musicales, sociales, o de cualquier otra índole, lo que les permite reforzar su afición por algunas prácticas con las que pueden o no estar de acuerdo los padres. Si te has preguntado de dónde surgen las, hoy tan nombradas, tribus urbanas, pues es de este proceso de identificación con quienes comparten intereses, motivaciones y gustos, aunque estos gustos sean sólo infartar a sus padres y llevarles la contra.
Por contradictorio que parezca, en esta homogenización que viven los adolescentes con los grupos a los que se adhieren, van a encontrar una identidad única y personal que los va a hacer sentirse especiales. No significa que han de pertenecer siempre a estos grupos, generalmente vemos que quienes se quedan anclados en ellos es porque hallaron un estilo de vida alternativo que les reditúa emocional y económicamente lo necesario como para sentirse cómodos así.
En términos generales estos grupos de amigos duran lo mismo que dura la etapa que estén viviendo y en la que es necesaria su presencia, una vez que se cambia de etapa, el grupo de amigos cambia adaptándose a las nuevas circunstancias; es decir, si la etapa de la búsqueda de identidad se da en la secundaria o preparatoria, ahí se vivirá este proceso de identificación y homogenización con el grupo, pero una vez terminada la secundaria o preparatori, al ingresar a un nuevo nivel de estudios (universidad) o de responsabilidades (trabajo), el círculo de amigos cambia para adaptarse a la nueva realidad del joven.
También existen los grupos que se forman a partir de compartir un mismo espacio, como el barrio o colonia en el que viven, y que generalmente son el resultado de las condiciones sociales y económicas en las que se viven, estos grupos pueden ser más duraderos en el tiempo, pues difícilmente van a cambiar su residencia, pero en cuanto se da este cambio es común que estos grupos también se rompan.
El problema se acentúa cuando los padres pelean mucho por los “amigotes” del adolescente y los culpan de todo lo malo que, a su criterio, su hijo haga o le suceda. Generalmente lo que esto provoca es aferramiento al grupo de amigos al que naturalmente debió dejar pasar y cambiar en su momento; en un efecto “Romeo y Julieta” en el que los adolescentes sienten que deben defender a capa y espada su amistad porque es lo más valioso que tienen (y por desgracia muchas veces es verdad).
No estoy tratando de minimizar en modo alguno el fenómeno de la amistad, al contrario, lo que hago es reconocerle su función y dimensionarla adecuadamente. Es un hecho que en cada etapa de nuestra vida vamos a contar con diferentes grupos de amigos y que cada uno de ellos va a realizar aportaciones invaluables en nuestro desarrollo y personalidad. Algunos conservaremos amigos a lo largo de toda nuestra vida y la convivencia con ellos será maravillosa, otros tendremos que aprender a hacer nuevos amigos todo el tiempo y disfrutaremos plenamente de su presencia por lo que dure, y sabremos darle paso a otros más sin que ello signifique que la amistad es más o menos valorada según sea el caso.
Para el adolescente la amistad lo es todo, es refugio, es escuela, es apoyo, es hogar, es hermandad. Entenderlo nos va a facilitar la convivencia con ellos y nos va a evitar muchos dolores de cabeza.
¡Ánimo, sí se puede!
Recuerda escuchar mi programa “Sexo Sentido” todos los jueves a las 8 de la noche en el 105.9 de F.M. y ahora también en mi programa “Inteligencia Sexual” los domingos a las 10:30 A.M. en XHTVFM.COM a través de internet, en donde seguiremos realizando esta labor educativa en torno a la sexualiad. Van a estar buenos… no te los pierdas.
BIBLIOGRAFÍA:
Papalia. Diane E. Psicología del desarrollo. Ed. Mc Graw Hill. Quinta edición. México 1992.
Aguilar Gil José Ángel, Máyer Hernández Beatriz, compiladores. Hablemo de sexualidad: lecturas. Mexfam. México 1996
Satir, Virginia. Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar. Ed. Pax. México 1995.
Calle, Ramiro. Guía práctica de la salud emocional. Ed. Improve. España. 2002.

 

TENGO VIH

 
facebooktwittergoogle_plusmail
TENGO VIH
Por: Jesús Tamariz Saldaña*
Ya habían bastantes botellas de cerveza sobre la mesa, era evidente que la convivencia era franca y directa entre amigos. Roberto, el anfitrión, decidió poner orden en la charla y llamó la atención de Luis y de Jaime. Juntos habían estudiado la preparatoria y luego de 10 años aún les gustabareunirse a convivir.

Sigue leyendo TENGO VIH

0 visitantes conectados ahora
0 visitantes, 0 miembros