Epitafio de la joven prometida

 
facebooktwittergoogle_plusmail

tumblr_3

Soy Baukis, de la novia.

Cuando cruzas este pedestal amargo
Dile a la muerte
Debajo del suelo,
“Estás envidiosa, ¡oh, muerte!”,
Ya que quienes vean
Este monumento
Sabrán
Que el suegro
Quemó a la joven
En la pira
Con las antorchas que no se usaron
En la comitiva nupcial.

Oh, Hymen,
Tú has transformado la canción nupcial
En una marcha fúnebre.

Imagen: desparramandounpoco.blogspot.com

Erinna (com. s. III a.C.)