Jugarse en un volado el futuro

 
facebooktwittergoogle_plusmail

volado

Muchos esfuerzos se hacen en México porque los jóvenes que ingresan a la educación superior no abandonen sus estudios, quien lo hace se juega en un volado su futuro.

Por ejemplo, se han otorgado a nivel nacional más de 434 mil becas contra el abandono escolar, en los últimos dos ciclos escolares: 216,891 en el ciclo escolar 2013-2014; otras 217,335 en el ciclo 2014-2015. Se estima la entrega de 218,900 becas en el ciclo 2015-2016.

En orden de incidencia, las causas generalmente son: embarazo no deseado, expulsión por indisciplina, haber reprobado alguna vez, inasistencia, baja escolaridad de la madre, bajos ingresos mensuales, alcoholismo y drogadicción.

De tal forma, vemos que una beca es un remedio relativo que, no obstante, está contribuyendo a disminuir la deserción escolar de los mexicanos, que generalmente en un 59% son hombres y en un 41% mujeres.

Esto nos da una idea clara de cómo el Estado y los centros de educación superior están atacando el problema de los estudiantes como sujetos de las políticas educativas.
Sin embargo, como sociedad tenemos que preguntarnos ¿Dónde están los estudiantes como actores de la educación en México? ¿Dónde están los resultados de sus propias decisiones más allá de los límites que puede representar la acción de las instituciones educativas?

En los últimos 25 años, el Estado Mexicano se ha empeñado en dotar de infraestructura, mejorar la formación de los maestros y brindar apoyos económicos mediante becas, pero la deserción escolar nos dice que los alumnos están desencantados de la educación.

Más allá de los impulsos emocionales de los jóvenes estudiantes tiene que haber inteligencia para valorar que, como dice la a Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): “En México, alcanzar mayores niveles educativos no necesariamente se traduce en mejores resultados en el mercado laboral. No obstante, mientras más alto es el nivel educativo, más baja es la proporción de jóvenes que no tienen empleo y no están matriculados”.

Más del 70% de los jóvenes que abandonaron la educación media superior piensa que fue una mala decisión y que 70% tiene interés en retomar sus estudios, así se establece en el documento denominado Movimiento contra el Abandono Escolar elaborado en 2011, como parte de la Encuesta Nacional de Deserción de la Educación Media Superior (ENDEMS) a instancias de la Secretaría de Educación Pública, y se puede consultar en http://goo.gl/Yaef0Z

Estudiantes, universidades y los gobiernos locales y federal tienen que considerar cuál es la dinámica de las demandas de las empresas al ritmo del mundo que está cambiando, así como los nuevos retos que enfrentan las sociedades, de ahí tiene que partir la visión empresarial de los jóvenes que pasan por una educación superior.

Ser libre, significa ser responsable, y en esto las nuevas generaciones tienen que responsabilizarse por sí mismas de los resultados que pueden alcanzar en su proceso formativo.

Si nos responsabilizamos del día con día la vida dejará de ser un volado y entonces tomaremos las riendas de nuestras vidas sin titubeos.

Por todo lo anterior, en los distintos foros en los que me hacen el honor de invitarme insisto una y otra vez en todo esto, que nadie va a venir a hacer lo que nosotros no hagamos por nosotros mismos y que en especial la juventud necesita cambiar de paradigma mental por uno que nos permita emprender lo que hasta ahora no hemos hecho, pues de seguir haciendo las cosas como hasta ahora, seguiremos obteniendo los mismos resultados.

Nos vemos en la próxima entrega. Que Dios los bendiga.

SalvadorCalvaMorales

Salvador Calva Morales es rector de la Universidad Mesoamericana.